Warlock, Starlin y el Cosmos (Marvel)

Adam Warlock es un personaje peculiar dentro del Universo Marvel. Tras unos comienzos muy estándar, evolucionó a lo largo de las décadas y, fundamentalmente, de la mano de Jim Starlin, se convirtió en el epítome de lo cósmico y “transcendente” dentro de la casa de Spiderman.

(Actualizo el blog con idea de ir incorporando mini-entradas desde Tumblr, hasta completar la historia del personaje)

Fantastic Four 66-67, septiembre-octubre 1967

Esta es la última página del número 67 de “Fantastic Four” (octubre de 1967), donde vemos por primera vez el aspecto de “Él” (Him), el misterioso personaje que protagoniza este y el número anterior. Obra de Lee y Kirby, este es el origen último del personaje que después conoceremos como Adam Warlock. Aquí, Warlock (De momento, “Él”) es el fruto de la mente de unos perversos científicos en busca del humano perfecto, cuya osadía se ve justamente castigada por la rebelde creación.

The Mighty Thor 165-166, junio-julio 1969

Un par de años después de su creación, Kirby y Lee rescataron a “Él” y lo enfrentaron nada más y nada menos que con el poderoso Thor, por el amor de la bella Sif. La batalla culmina con el “encapsulamiento” del guerrero dorado, al que no veremos de nuevo hasta la década de los 70.

Un principio relativamente humilde, que en nada hacía presagiar las altísimas cotas de relevancia cósmica que alcanzaría el personaje…

Porque, a principios de los años 70, el guionista Roy Thomas quiso hacer una versión superheróica de la por entonces aclamada ópera rock “Jesucristo Superstar”. Para ello, tomó un relativamente insulso héroe del tándem Lee – Kirby, conocido solo como “Él” y lo reconvirtió en un alegórico mesías en la serie “The Power of Warlock”.

En la historia, el Alto Evolucionario crea una nueva Tierra en el otro lado del Sol (la Contratierra), libre del mal que atenaza el original. Por desgracia, su antiguo lugarteniente, el caído Hombre-Bestia (Man-Beast), se las arregla para insuflar la maldad en los habitantes del nuevo mundo. A punto está el creador de fulminar su obra, cuando un renacido (y renombrado) Adam Warlock se ofrece a limpiar el pecado del planeta, acabando con el Hombre-Bestia… Ya iréis pillando la idea…

Las aventuras de Adam Warlock como mesías de la Contratierra culminaron en la serie de Hulk (176-178) a manos de Gerry Conway y Herb Trimpe (ugh). El final incluía toda la imaginería judeo-cristiana correspondiente, incluyendo una crucifixión y su correspondiente resurrección. No estoy seguro del papel que jugaba Hulk en la metáfora…

El resultado es, cuando menos, discutible. Es difícil conciliar un universo basado en conflictos muy físicos con un presunto mensaje de armonía universal. Pero es cierto que la serie generó muchos elementos (el propio Warlock, la Contratierra, las Gemas del Infinito) que luego tuvieron gran repercusión en el universo Marvel, especialmente en las manos de Jim Starlin.

from

Tumblr http://ift.tt/1j8QqDJ 
Tumblr: http://userama.tumblr.com/post/67004725348
y
Tumblr: http://userama.tumblr.com/post/69398248944

via IFTTT

Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s