Young Romance 26

Hamilton, Kirby y otros maestros del siglo pasado

Me fascina como la idea de “arte” se amplía con el paso de las generaciones y da cabida a elementos de la cultura popular en su seno: pasó con el cine, está pasando con el cómic y la televisión y pasará con los videojuegos. Por eso, me encanta descubrir las huellas de este proceso. Mi último “hallazgo” está en la obra fundacional del Arte Pop y no me resisto a compartirlo aquí.

Recientemente, el Museo Reina Sofía ha albergado una exposición dedicada a una figura emblemática del Pop Art, el británico Richard Hamilton (aún activa al escribir estas líneas: no dejes de visitarla si puedes). Para mi, este movimiento consistía en Warhol y Lichtenstein por lo que la visita fue toda una revelación. Quedé realmente impresionado por el trabajo de Hamilton y su fascinación por la tecnología, los patrones, el diseño… Y de su desafío desde el arte, la ironía y el marketing.

¿Qué es lo que hace que las casas de hoy sean tan diferentes, tan atractivas?

De todas las obras de Hamilton, una de las más conocidas es Just what is it that makes today’s homes so different, so appealing? (¿Qué es lo que hace que las casas de hoy sean tan diferentes, tan atractivas?), un collage creado en 1956 para el catálogo de la famosa exposición This is Tomorrow. El collage apareció en los carteles de la exposición y el artista lo versionó en 1992. A la larga, se convirtió en el primer icono del Pop Art en alcanzar renombre mundial.

(pulsa en la imagen para ver una versión ampliada; la imagen se muestra enlazada desde wikipedia, según el principio “Fair use rationale”)

El historiador John-Paul Stonard mantiene accesible una copia en PDF de su exhaustivo artículo sobre el collage. En él hay una magnífica descripción de la obra y sus fuentes, en inglés, claro: la base es un anuncio de una empresa de suelos aparecido en la aún existente Lady’s Home Journal, del que se toma el título; en el texto original se contesta la pregunta que le da nombre: Just what is it that makes today’s homes so different, so appealing? Open planning of course — and a bold use of color (¿Qué es lo que hace que las casas de hoy sean tan diferentes, tan atractivas? Una planificación abierta, por supuesto… y un atrevido uso del color); el resto de los elementos son recortes de otras revistas de la época, aunque alguno sigue sin identificarse…

Como es natural para alguien con mis intereses, lo que más me llamó la atención es el cuadro del fondo en el que aparece la portada de un cómic romántico, Young Romance, en el que se adivina la mano de nada más y nada menos que el gran Jack Kirby… ¿Podría ser?

Detalle del collage mostrando la portada de "Young Romance"
Detalle del collage mostrando la portada de Young Romance

En el artículo enlazado, Stonard confirma mis sospechas:

…el uso de Hamilton de una portada de cómic, dibujada por el destacado artista (…)  Jack Kirby, anticipaba el uso de cómic books por Roy Lichtenstein…

Lo cierto es que Hamilton utilizó un anuncio del cómic y no la portada propiamente dicha, que hubiera sido demasiado grande para cubrir un insípido cuadro que aparecía en el anuncio de suelos que mencionamos. Esta publicidad se insertó en el número 15 de Young Love (Noviembre 1950), la revista “hermana” de Young Romance, cuyo número 26 (Octubre 1949) es el que quedó inmortalizado en la obra:

Publicidad de "Young Romance" 26 (1949), included in "Young Love 15" (1950)
Publicidad de “Young Romance 26” (1949), included in “Young Love 15” (1950), p.23. (Collection of Harry Mendryk; © Joe Simon and Jack Kirby) . Extraido del PDF obra de Stonard. Aunque el anuncio apareció en otras revistas, solo en esta ocasión aparece rotulado en rojo, por lo que necesariamente este debe ser la fuente usada en el collage de Hamilton.

Kirby, Simon y el cómic romántico

Jack Kirby (1917- 1994) es el nombre esencial para entender la evolución del cómic americano como medio a lo largo de cuatro décadas, desde sus trabajos iniciales, allá en los años 30 del siglo pasado hasta su etapa en DC en los años 70. También es, con Stan Lee, el creador de los Cuatro Fantásticos, los X-Men y buena parte del Universo Marvel de superhéroes que supone una parte no despreciable de las superproducciones del Hollywood actual.

Pero mucho antes que eso, junto a Joe Simon, Kirby crearía el arquetipo de superhéroe patriótico durante la II Guerra Mundial: el Capitán América. El tándem Simon-Kirby permanecería activo desde 1940 hasta los años 60 y explotó prácticamente todos los temas a su alcance: ciencia-ficción, terror, crimen… La editorial Diábolo Ediciones está publicando en nuestro país “Los archivos de Joe Simon y Jack Kirby“, que agrupa por géneros algunas de las más relevantes contribuciones de la pareja al medio.

Simon y Kirby trabajaron para todas las grandes editoriales del momento: Timely (que luego sería Marvel), National (que se convertiría en DC) y por supuesto, Crestwood, para cuyo sello Prize Comics crearían un género completamente nuevo: el cómic romántico.

Tras el final de la Guerra Mundial, el consumo de cómics se incrementó notablemente en Estados Unidos. De forma simultánea, el género de superhéroes, que había reinado incontestable durante su “Era de Oro”, se quedaba estancado y rodeado de una cierta sensación de ser algo “anticuado”. Las nuevas generaciones de lectores buscaban otros enfoques en la narrativa gráfica que pudieran considerar como más “adultos”.

Esto y la influencia del creciente fenómeno soap opera, (historias centradas en las relaciones afectivas de varios personajes) tanto en las tiras de periódicos como en los seriales de la radio llevó a Simon y Kirby a dibujar en 1947 “historias de amor verdadero” en el título Young Romance. El éxito fue inmediato, inesperado y espectacular: literalmente se vendieron millones de ejemplares e hizo ricos a sus autores. La colección tuvo que pasar de bimensual a mensual y triplicar su tirada en el número 3.

Número 1 de Young Romance
Número 1 de Young Romance (septiembre 1947). Nótese que se destaca tanto el hecho de que lo que contiene son “Todo auténticas historias de amor”, como que el título está “Diseñado para los lectores de cómic más adultos”.

Durante año y medio, la pareja se dedicó a crear publicaciones paralelas para Crestwood, como Young Love, Young Brides o In love. Por todo el país, otras editoriales sacaron sus propios títulos de cómic romántico para aprovechar el tirón… El fenómeno no tardó en saltar el Atlántico y llegar a Gran Bretaña, donde Hamilton reflejó este éxito popular incluyéndolo en su obra.

(Aunque no soy un experto en el tema, creo que no se puede asociar este “cómic romántico” norteamericano con las historietas femeninas españolas de la época, tipo Mis Chicas o Azucena, mucho más fantásticas e infantiles, fuertemente condicionadas por la ideología de la dictadura; quizá el fenómeno de la fotonovela, muy restringido al área latina, cubriera mejor este hueco).

En 2013, el estudioso Michel Gagné publicó una selección restaurada de estas historias en la especializada Fantagraphics Books. En sus palabras:

Las historias que [Simon y Kirby] crearon eran excitantes, innovadoras y bellamente dibujadas, y continúan siendo un punto álgido en las carreras de ambos artistas (…). Produjeron historias de títulos como Young Romance, Young Love, y Western Love durante casi 12 años hasta que el género perdió fuelle en 1959, y Jack Kirby se movió a una poco conocida empresa llamada  Marvel Comics

 

 La colección Young Romance

Young Romance se considera el título pionero y más relevante en el fenómeno del cómic romántico estadounidense, que se extendería durante tres décadas, aunque tuvo su momento de máximo esplendor en la década de los 50. Durante los primeros cinco años, Simon y Kirby crearon, al menos, una historia por número (normalmente, la principal) y posteriormente mantuvieron cierto control creativo sobre la producción.

Young Romance 1
Primera página de Young Romance 1, en la cuidadísima edición restaurada de Fantagraphics Books.

La colección tuvo 124 números, desde septiembre de 1947 hasta junio de 1963. A partir de esa fecha, DC Comics compró el título a Crestwood/Prize y continuó su publicación hasta noviembre de 1975, en que fue cancelada en su número 208. En 2013, DC publicó un especial para San Valentín como parte de su “reinicio”: Young Romance: The New 52 Valentine’s Day Special #1. En la Grand Comics Database puede seguirse la historia de la publicación en su etapa inicial, incluyendo una buena galería de portadas.

Con respecto a la portada del número 26, cuya publicidad aparece en el cuadro de Hamilton, no he encontrado ninguna imagen de calidad en Internet. Como indica Gagné, parece que las lectoras de cómics (principales consumidoras del cómic romántico) carecían del afán coleccionista de los chicos y no resulta sencillo encontrar material antiguo en buen estado. He retocado un poco la versión de la Grand Comics Database para incluirla aquí:

Young Romance 26
Portada de Young Romance 26, cuya publicidad quedó inmortalizada en el cuadro de Hamilton.
Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s