Mi primera lectura de ciencia-ficción

Tengo un recuerdo relativamente claro de mis primeras andanzas como lector. El primer libro que recuerdo era de Los Picapiedra (aún lo conservo). Después llegaron un atlas y “De grumete a almirante” de Frederick Marryat… Y muchos más, claro… Sin embargo, no tengo tan claro cuál fue la primera obra relacionada con la ciencia-ficción que leí. Así que, tras algo de arqueología en una reciente visita al hogar ancestral, me he encontrado con una posibilidad muy cierta de ser mi primera lectura de ciencia-ficción: “El ratón Miguelito y su nave interplanetaria”.

Esta entrada esta dedicada con todo cariño a mi tío, Eusebio Álvarez Gordillo. Espero que, al final, llegara a la Luna en su nave espacial.

Se trata de un libro infantil, claro. ¿Acaso empezaste leyendo a Philip K. Dick? Ni siquiera es mío: perteneció a mi tío Eusebio (cuyo nombre llevo) y es uno de los pocos libros que había en mi casa antes de que comenzara a comprarlos yo. Así que lo he rescatado, he hecho algo de investigación en la red y, finalmente, lo he traído al siglo XXI, en parte como homenaje a mi tío y en parte como ejercicio de nostalgia…

Image

La colección original

Little Golden Books es el nombre de una de las colecciones más importantes de libros infantiles de los Estados Unidos. Su historia se remonta a 1942, cuando nacieron de la mano de Simon & Schuster. Tras cambiar varias veces de manos, la colección llega hasta nuestros días, en que es propiedad de Random House. Entre sus activos, el libro infantil más vendido de la historia norteamericana: The Poky Little Puppy, del que se han vendido 15 millones de ejemplares. Los libros de Pocoyo, por ejemplo, se editan dentro de esta colección.

La colección abarcaba (y abarca) numerosos temas: cuentos, fábulas, adaptaciones de clásicos, temas religiosos, divulgación de la naturaleza… Y también se especializó desde muy pronto en explotar los personajes que hacían las delicias de los niños en otros medios. Primero el cine y luego la televisión. Los personajes de Disney estuvieron entre los primeros en pasar a formar parte de los Golden Books.

Miguelito lee el periódico
“Escucha esto”, dijo el Ratón Miguelito después de leer el diario de la tarde. “¡Un Gran Concurso!¡Premio de Cincuenta mil pesos para la persona que logre hacer un Viaje de Ida y Vuelta a la Luna!”

Los autores

Mickey Mouse and His Space Ship se publicó en 1952. Fue escrito por Jane Werner Watson (1915-2004), una autora especializada en libros infantiles cuya producción se centró en los años 50. No dejó excesiva huella, dados los magros resultados que se encuentran en la red. En GoodReads hay una relación de algunas de sus obras. Hizo muchas de tema religioso, pero también sobre elfos y magia. Al parecer, también actuó como editora de muchos “Little Golden Books” (aparece reseñada como tal en la entrada Eloise Wilkin, en Wikipedia).

La obra más conocida de Werner es The Golden Treasury of Elves and Fairie, aunque sea principalmente por sus ilustraciones, de la mano de Garth Williams. Me parece curioso que en los 80 escribiera una novela de ciencia-ficción para “jovenes adultos” (The Case of the Vanishing SpaceShip).

Miguelito02
“En unos momentos, había logrado abrir las puertas. En otros cuantos segundos estaba empujando la preciosa nave interplanetaria”

Algo más complejo es encontrar a los responsables de las ilustraciones. En el libro se especifica “Dibujos por los estudios de Walt Disney”, con un “adaptado por Milton Banta y John Ushler” a continuación. En otras referencias, ambos aparecen como ilustradores. Banta solo aparece citado en un segundo Litttle Golden Book (Mickey Mouse and Pluto Pup). Más suerte tenemos con John Ushler. Ushler era ilustrador de plantilla de la Western (que poseía los Golden Books en esta época), dónde se especializó en los dibujos para Disney. En 1962, se convertiría en miembro del Disney Comic Strip Department, donde dibujó tiras diarias (strips) como Scamp, Bo Bummel, Roy Rogers y Pier 19 y dominicales (sundays) como Disney’s Treasury of Classic Tales y Uncle Remus (personaje de la controvertida “Canción del Sur“).

La traducción

Cualquiera que haya leído cómics antes de los 80 conoce a la Editorial Novaro, el titan hispano de los tebeos, que desde México se encargó de traducir y publicar para los no angloparlantes a los superhéroes de la DC, entre otros muchos. Tuvo una sede en Barcelona, desde donde se crearon muchos de los tebeos que se distribuyeron por todo el mundo. Las traducciones de Novaro siguen las recomendaciones de la Secretaría de Educación Pública mexicana que, entre otras cosas, recomendaban evitar nombres y referencias inglesas: de ahí que la mayoría de los personajes y lugares tuvieran nombres “españolizados” (Bruno Díaz por Bruce Wayne, Villachica por Smallville…)

Miguelito03

Lo cierto es que el único sitio que he visto versiones hispanizadas de los personajes de Disney es en El ratón Miguelito y su nave interplanetaria. Aquí, Mickey es Miguelito, Donald es Pascual, Goofy es Tribilín, Daisy es Rosita, Minnie es Mimi y Pete Pata Palo es Pedro Pata de Palo. Del traductor, George Godoy, no he podido encontrar más que referencias a diversas traducciones de libros infantiles para Novaro.

No está claro cuándo se publicó la versión en español, pero debió ser en la década de los 50. En España, Novaro publicitaba sus colecciones en ABC en 1963. La referencia más temprana que he encontrado es en un  documento llamado “Las publicaciones mexicanas para niños“, del año 1960. Para su autora (Catedrática de la Escuela Nacional de Bibliotecarios y Archivistas, nada menos), “la traducción está mal hecha”, pero “las ilustraciones son buenas”. Coincido básicamente con ella.

La historia

¡Ah, la historia! Bueno, es un cuento infantil y como es natural, su argumento es extremadamente sencillo: Mickey y Donald (Miguelito y Pascual) construyen una nave espacial para ganar un premio de 50.000 pesos al primero que visite la Luna. Pete Pata Palo se cruza en su camino y les roba la nave… Debo haberla leído siendo muy niño ya que recuerdo perfectamente tanto el argumento como los dibujos que, a mi parecer, son bastante buenos.

Miguelito04
“Haciendo oscilar su destornillador desprendió un trozo de roca de la luna”

En la entrada he colocado algunas de mis ilustraciones favoritas… Pero también he preparado una edición “facsímil” del libro. He retocado la portada para arreglar los daños del tiempo y he intentado eliminar los trazos de colores que alguna mano infantil (que no descarto fuera mía) hizo sobre las diversas páginas. Hay alguna distorsión, pero no quiero dañar más el libro. He usado el formato CBR para empaquetar los escaneados, porque me parece que es el menos intrusivo y más universal. Cualquier lector de cómics puede abrirlo.

Pulsa en la imagen y acompaña a Miguelito, Pascual y a sus amigos en una aventura que nos lleva, nada más y nada menos, ¡¡hasta la Luna!!

Portada de El Raton Miguelito y su nave espacial
Portada “restaurada” de “El Raton Miguelito y su nave espacial”
Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

2 comentarios sobre “Mi primera lectura de ciencia-ficción”

  1. Tengo muchos años, soy abuelo y me gusta enseñarles a mis nietines los TEBEOS con los que fuimos muy felices los niños de mi generación, por lo que siempre ando buscando restos arqueológicos con los que ilusionarles, y este cuentecito ha sido para mí un auténtico REGALO … muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s