Los jardines de la luna

Los Jardines de la Luna y las segundas oportunidades

Hacía tiempo que no me empeñaba tanto en terminar un libro: por lo general, si no me engancha, suelo dejarlo y punto. Pero había empezado “Los Jardines de la Luna” de Steven Erikson con cierta ilusión, deseando encontrar un paliativo a la falta de más “Canción de Hielo y Fuego”, y no me quería rendir a la primera. Ahora, me queda la duda… ¿merece la pena darle una segunda oportunidad a una saga de 10 libros?

Los jardines de la luna
Cubierta de Los jardines de la luna

¡Diez libros! Mucho material, sin duda… Suficiente para dibujar un universo secundario realmente rico y detallado. Y además, es un universo compartido con, de momento, otro autor (Ian Cameron Esslemont). Claro que ya el mismo autor te desanima un poco al decirte en la introducción que “no esperes una novela fácil”, así que cuando se te viene encima una avalancha de héroes, sitios, cargos, razas, épocas y sendas brujeriles, al menos vas avisado.

Bueno, piensas, será que he leído poco. He oído que el final es impresionante, así que sigues con ello… Erikson es un talibán del flash-back y te cuenta la historia de la manera que sea excepto de principio a fin: ya es decepcionante que te cuente los resultados de la batalla en lugar de la batalla, pero que te cuente los preliminares unas páginas después, resulta un pelín molesto.

Es cierto que hay ideas buenas. El uso de la magia es, en general, bastante bueno, especialmente en su aspecto castrense y el apartado “religioso” (el plano de “los Ascendidos”), es prometedor. El mundo es GRANDE, aunque mantiene una sensación constante de batiburrillo: casi hasta el final fui incapaz de ubicarme en el mapa de la historia. Los personajes son planos e intercambiables entre sí, con honrosas excepciones.

(Una cuestión muy personal: me costó mucho ajustarme a los nombres, que son horrorosos  — ¿”Unta”? ¿”Paran”? — y no transmiten la sensación de pertenecer a una cultura común  — ¿Qué civilización como mandan los dioses tiene una ciudad llamada Darujhistan al lado de otra llamada Pale?–. Creo que este tipo de detalles son relevantes en la construcción de un mundo secundario y este libro no anda bien este camino).

El prometido final no es tan excepcional como sería de esperar, pero lo cierto es que llegué a él, eso sí, tras pasar de la versión en inglés a la versión en español. Mas que nada para descartar el idioma como origen de mi sensación de pérdida.

Encuentro tantos defensores de la Saga que, creo, voy a darle una oportunidad a la segunda novela (“Las puertas de la muerte”), al menos en tanto que Martin no se decida a publicar algo nuevo…

Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

4 comentarios sobre “Los Jardines de la Luna y las segundas oportunidades”

  1. Yo me lo leí en un verano en Denia y la sensación fue de que habría hecho mejor en criar un pavo para las navidades…

    Demasiado embrollado para ser literatura de entretenimiento y demasiado insustancial para ser otra cosa. El autor se queda a medias en todo.

  2. Vale!! Pues habrá que leérselo aunque sólo sea por quitarse el mono de Martin. De historias largas…me estoy haciendo un verdadero erudito después de la serie de “Marte”…Tengo que empezar “Azul” …y temblando estoy: este Stanley se ha pasao.

    1. Stanley tiene es efecto, me temo. A mi me pasó especialmente con otra de sus obras maestras, “Tiempos de arroz y sal”, una ucronía que enseña el devenir histórico bajo la hipótesis que Europa sucumbe a la Peste Negra…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s