La Vida de Pi o 3D con sentido y sensibilidad

No soy un gran fan de las versiones 3D. Es un artificio que en general creo que aporta realmente poco, aparte de hacer que te cueste algo más en el ya carísimo cine. Solo en contadas ocasiones los directores saben aprovecharlo: “Avatar”, “Cómo entrenar a tu dragón”… A esta corta lista se une ahora la magnífica “La vida de Pi“, que es pura poesía visual en 3D. Claro que, como es lógico, te tiene que gustar la poesía para que te guste la película.

Fui a ver “La vida de Pi” con la mínima información posible, como intento hacer con cualquier película. Algún amigo que se había leído el libro de Yann Martel (que es incidentalmente español: nació en Salamanca) me dijo que era una buena historia y que era difícil de llevar al cine. El trailer es espectacular, claro, pero incluso así nada te prepara para la inmensa epopeya visual que supone la película de Ang Lee: paisajes increíbles, en el que los protagonistas aparecen literalmente atrapados entre el cielo y el mar, animales digitales tan vivos que son indistinguibles de la realidad y personajes que te transmiten poderosos sentimientos con una simple mirada…

La historia cuenta la aventura de Pi, un joven hindú que acaba naufragando en medio del Pacífico, en compañía de un tigre de Bengala. O quizá no. Lo mejor de la película, aparte del preciosismo visual es la multiplicidad de lecturas que se le puede dar. Para algunos representa una fábula darwinista, de cómo el ingenio humano supera cualquier adversidad. Para otros, un complejo proceso interior para asimilar el lado oscuro de todo ser humano. Y si lo prefieres, las dos cosas a la vez… O alguna más: me gusta la reflexión final acerca de Dios, aunque no la comparta.

Por poner alguna pega a la película, la parte inicial, que no es más que una larga presentación de personajes de importancia relativa, se hace algo lenta. Y no sé si acaban de funcionar los saltos a la actualidad (la película es un largo flashback). Pero todo desaparece cuando comienza la aventura de Pi y Richard Parker. Si tenéis la posibilidad de verla en pantalla grande y con el 3D en toda su gloria, no dudéis. Os quedaréis boquiabiertos y, además, saléis del cine “reflexionados”, que diría Goyo Jiménez.

Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s