Fringe, tercera temporada: ciencia-ficción de la buena

Aproveché las vacaciones para retomar “Fringe“, que había abandonado al finalizar la segunda temporada. Y debo decir que, aunque las dos primeras me habían parecido bastante buenas, ¡la tercera se sale de la escala!. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una serie de ciencia-ficción: una historia intrigante, grandes personajes (y actores), acción a raudales y profundos temas para reflexionar… De hecho, creo que los ocho primeros capítulos constituyen, sin duda, una de las cimas de la Ciencia-Ficción televisiva.

(Nota: a estas alturas, no me voy a preocupar en exceso de los “spoilers”; aunque intento no revelar excesivos detalles de la trama, en el texto aparecen cosas que es mejor ver a que te las cuenten).

F

Uno de los elementos que hacían que “Fringe” se pareciera a mi añorada “Expediente X” era una nítida división entre episodios “mitológicos” (es decir, que hacen que la trama principal avance) y los episodios autoconclusivos, los del “monstruo del día”. El problema con “Fringe” es que estos episodios autoconclusivos no son, ni de lejos, tan buenos como solían ser los de “Expediente X” (que estaban entre  los mejores de la serie).

Esto se ha corregido notablemente en esta tercera temporada, donde se ha logrado alcanzar un magnífico equilibrio entre ambos tipos de historias. Ahora, los episodios autoconclusivos aportan profundidad a los personajes (especialmente, a los del Universo alternativo), pero además,  encajan a la perfección y ayudan a progresar a la cada vez más compleja, pero muy interesante, historia central. Algo que Carter nunca logró hacer con su creación….

R

El intercambio de Olivias

El arco argumental con el que se inicia la temporada es de una potencia sin igual. Los guionistas nos mueven con naturalidad entre dos Universos paralelos, cada uno con su propia cabecera (la estándar azul y la roja), y se alternan episodios puramente “mitológicos” con otros más circunstanciales, pero esenciales para el crecimiento de los personajes, diluyendo las fronteras entre ambos tipos de historias en aras de una narrativa mucho más sólida y continuada.

Además, los actores realizan un magnífico trabajo, representando dos versiones de sus personajes. Especialmente destacable resulta la complicada dualidad entre nuestro científico loco de cabecera, Walter Bishop, y el progresivamente más inquietante y malvado Walternativo (John Noble), aunque la sutiliza entre Olivia y AltOlivia (Anna Torv) es también más que notable. El papel de Peter (Joshua Jackson) queda algo deslucido en estos primeros compases de la temporada, aunque se compensará más tarde.

Por poner alguna pega, me hubiera gustado que los guionistas hubieran explotado algo más las diferencias entre ambos Universos: los dirigibles, las Torres Gemelas, la Estatua de la Libertad de bronce, la inexistencia de U2… Son esos detalles los que dan auténtico sabor a la tarea del concienzudo analista…

3×01.Olivia. La Olivia de nuestro mundo es sujeta a un diabólico procedimiento dirigido por Walternativo, destinada a hacerla creer que, en realidad, es AltOlivia. La huida, el taxi (magnífico Andre Royo en el papel del taxista), el inevitable final, ese vistazo final a nuesto Universo… Una de las mejores “rentrées” que recuerdo…

3×02.The Box (La caja). De regreso a nuestro Universo, un suceso “fringe”, una caja que vuelve catatónicos a quienes la abren, acaba relacionado con el Dispositivo del Día del Juicio Final (el Dispositivo, en adelante, que queda muy largo). Además, AltOlivia pone en su sitio a Newton y Walter hereda Massive Dynamics. Un ejemplo de como convertir un “monstruo del día” en un episodio mitológico sin que te des cuenta…

3×03.The Plateau (La meseta). Uno de los mejores episodios de la temporada ¡¡y es autoconclusivo!! Por primera vez vemos en acción a la División Fringe del Universo B (Charlie, Lincoln y Olivia – AltOlivia, con B-Broyles y OtrAstrid de soporte), que, en realidad, es mucho más interesante que el que tenemos aquí. Todo alrededor de un “villano” que consigue desencadenar el caos mediante la menor de las acciones… Además, Walternativo descubre sus planes a B-Broyles.

3×04. Do Shapeshifters Dream of Electric Sheep? (¿Sueñan los cambiaformas con ovejas eléctricas?). Debo reconocer que el concepto de los cambiaformas no me entusiasmó cuando se introdujo en su momento, aunque Newton (Sebastian Roché) ha jugado muy bien su papel de “malo residente”. Este episodio intenta darles algo más de profundidad, aunque a mi parecer la idea se mantiene como un “verso suelto”  en el entramado de la serie (ver “Reciprocity” para comprobar que en esto coincidía con los guionistas…). Por otra parte, muy buen episodio, lleno de acción y con un complejo juego a dos barajas por parte de AltOlivia. ¡Ah! Y el speech de Walter como nuevo director de Massive Dynamics no tiene precio…

3×05. Amber 31422 (Ámbar 31422). De regreso al Universo alternativo, descubrimos que las personas atrapadas en el ámbar que tapona las grietas de la realidad siguen vivas cuando un hombre decide salvar a su gemelo. Además: Walternativo  dará el paso definitivo para descubrir el secreto de la capacidad de Olivia a cualquier coste. Otro buen episodio (aunque la historia del ámbar no me acabó de atrapar), sobre todo por la operativa de la División Fringe B y los elementos “mitológicos” que contiene: ¡Olivia vuelve a estar con nosotros!

3×06.6955 kHz. Una emisión de radio borra la memoria de los que la escuchan. Finalmente, Astrid (Jasika Nicole; sí, ¡yo también quiero que salga más!), descubre que la emisión coincide con las coordenadas donde la “Primera Gente” ha enterrado las piezas del Dispositivo. ¡Uau! ¿Primera Gente? ¿La máquina de destrucción de la que Peter es, presuntamente, parte esencial, enterrada hace millones de años por unos misteriosos individuos? La historia no es de las mejores, pero abre un montón de posibilidades intrigantes y te deja con ganas de más…

3×07.The Abducted (El secuestrado). La División Fringe B se enfrenta a un psicópata que rapta niños y les absorbe la vitalidad. Una de sus víctimas fue el hijo de B-Broyles. Además: Olivia busca a su único aliado en el universo alternativo. Me quedo sin adjetivos: este es otro de los buenos, buenos… Muy especialmente, gracias a la dinámica que se establece entre Olivia y B-Broyles. Olivia se revela como una auténtica heroína, sin importar el Universo en que esté. Y por eso la queremos, claro.

3×08.Entrada (es español en el original). El arco concluye en un episodio trepidante, complejo, con saltos y acciones paralelas en ambos Universos, que restaura las Olivias a sus Universos correctos y con ellas el equilibrio perdido. Magnífico Peter: Joshua Jackson transmite la desesperación y la confusión propia de quien ha sido engañado y sabe que no debería haberlo sido… La imagen del cuerpo mutilado de B-Broyles es una de las más impactantes de la temporada.

I

Las cosas nunca volveran a ser iguales…

Y así comienza… las consecuencias del intercambio de Olivias. Lo cierto es que desde “Entrada” hasta que comienza el cierre de la temporada se produce un cierto bajón en la tensión de la serie (aunque manteniendo buenos niveles de calidad). Y esto se notó en los sacrosantos “ratings” televisivos de los EE.UU., que estuvieron a punto de poner en peligro su continuidad.

El “leit-motiv” de esta parte de la temporada es la lenta reconstrucción de la relación de Olivia y Peter, muy tocada tras el asunto de AltOlivia. Muchos de los episodios giran alrededor de este tema y a veces, la historia (el “monstruo del día”) es poco mas que un McGuffin. Por su parte, AltOlivia también experimentará consecuencias, aunque en su caso sean bastante más carnales y, desde luego, más relevantes para el personaje y la serie.

3×09.Marionette (Marioneta). Con el regreso a la normalidad, la División Fringe (la de este Universo) se enfrenta al robo de órganos… mientras están dentro de personas vivas. Entretanto, Peter y Olivia intentan retomar su relación donde la dejaron. ¡Uf! Que bajón de episodio: todo él está destinado a justificar la escena del ballet (que es realmente buena, pero no justifica una historia aburrida)… ¿Es el regreso a la dinámica del “monstruo del día”?

3×10. Firefly (Luciérnaga). El Observador organiza la reunión del músico Roscoe Joyce (Christopher Lloyd, nada menos) con su hijo fallecido y desencadena una compleja secuencia de acciones destinada a someter a Walter una prueba definitiva… Magnífica la interacción entre Lloyd y Noble. Indudablemente mejor que el anterior episodio, aún así no terminó de convencerme toda la historia. Y eso  que los Observadores constituyen una de los “elementos mitológicos” que más me gustan de “Fringe” (supongo que porque me recuerdan a Uatu).

Por cierto: al parecer, el Observador está en todos y  cada uno de los episodios de la serie, a modo de “huevo de Pascua”. Para los que no os apetezca andar buscándolo, AQUÍ se listan sus apariciones.

3×11. Reciprocity (Reciprocidad). Tras recuperar las piezas por todo el mundo, el Dispositivo está finalizado… e inerte. Al menos, hasta que Peter se acerca y lo dispara, provocando una enorme preocupación en Walter sobre cómo están conectados la máquina y su hijo y de qué impensables formas le puede afectar… Además, alguien comienza a asesinar a los Cambiaformas y todo parece vinculado a los diarios que AltOlivia mantenía en su portátil. Toda la “movida” alrededor de que Olivia no lea los diarios de AltOlivia me pareció un pelín cansina, pero en general es un interesante e inquietante final a la “saga de los Cambiaformas”, que además dirige las sospechas hacia Peter como “agente de la destrucción” definitivo

3×12. Concentrate and Ask Again (Concéntrate y pregunta de nuevo). El extraño caso de un arma química que parece volatilizar los huesos de sus victimas fuerza a la División Fringe a reclutar a otro paciente del Cortexiphan, este con la capacidad de leer las mentes. Se trata de un episodio autoconclusivo bastante flojo. Solo lo salva la historia del antiguo compañero de suplicios de Olivia y su interacción mutua. De hecho, parece que el episodio existe para justificar dicha relación y establecer la dualidad de sentimientos de Peter hacia Olivia / AltOlivia. En todo caso, un ejemplo de cómo la mitología se impone con fuerza al esquema “monstruo del día” con buenos resultados.

3×13.Immortality (Inmortalidad). De regreso en el Universo alternativo, AltOlivia se reúne con su pareja, mientras se enfrentan al misterioso caso de unos escarabajos con un decidido apetito por la carne humana. Ya creía que nos habíamos olvidado del Universo “en rojo”. La pena es que la historia sea muuuy mala… Como en el caso anterior, solo se salvan los elementos mitológicos, algún secundario prometedor (esa técnico de laboratorio ligona) y en especial, la impactante revelación del estado de AltOlivia. Lo mejor: nos deshacemos de otro cabo suelto de la historia, el insípido “novio” de AltOlivia.

3×14.6B. Todo parece indicar que los “lugares blandos”, donde la realidad se altera y los universos se mezclan, están proliferando también en nuestro lado. En un edificio, una serie de sucesos aparentemente paranormales conducen a uno de estos espacios. Este episodio pretende contar una historia de amor en el marco de la guerra entre Universos. Personalmente, me pareció algo “moñas”, pero tiene bastante predicamento entre los aficionados. Aprovechando que “el amor está en el aire”, Peter y Olivia (pese a los patosos intentos de Walter para reconciliarlos) se las apañan para restañar las heridas dejadas por AltOlivia… ¿o no?

3×15. Subject 13 (Sujeto 13). Continuación del episodio “Peter” de la segunda temporada, una mirada retrospectiva al tiempo que pasaron juntos los Bishop y Olivia en Jacksonville. Una gran historia, emotiva, que dota de profundidad e interés a los personajes de Peter (en especial) y Olivia. Y, de propina, impresionante sorpresa final… Sin olvidar esa magnífica cabecera “retro” especial para la ocasión.

K

El regreso de William Bell

Comienza aquí el controvertido arco argumental que devuelve a William Bell (que no a Leonard Nimoy) a escena. Bell se las ingenia para crear un dispositivo (¡imanes del alma! No me extraña que haya cierto revuelo religioso alrededor de la serie) que permite recoger su consciencia después de su muerte física. Además, se las arregló para hacer que Olivia los ingiriera (durante su visita a las Torres Gemelas del Universo alternativo). Atrapado en el interior de Olivia, se inicia una carrera por encontrar un receptáculo para la mente del científico e impedir la desaparición de nuestra heroína.

3×16. Os (Osmio). Un episodio algo tonto, acerca de un científico que encuentra una manera de hacer que los seres humanos floten, conduce al descubrimiento que William Bell (o, al menos, su consciencia) sigue vivo… ¡en el cerebro de Olivia! En todo caso, buena cinematografía para sugerirnos los efectos de “flotabilidad” de los sujetos…

Nota: yo he visto los episodios en V.O., por lo que no sé (ni me interesa mucho, la verdad) cómo se ha resuelto en el doblaje  la “impersonación” que Anna Torv hace de la voz de Leonard Nimoy. A este respecto, hay opiniones para todos los gustos. Yo creo que si te lo tomas muy en serio, no queda muy bien. Desde un punto de vista más “ligero”, sin embargo, resulta bastante gracioso, sobre todo cuando Walter y Bell (desde el muy femenino cuerpo de Olivia) hacen comentarios claramente sexistas o este último intenta ligar con Astrid…

3×17. Stowaway (Polizón). La División Fringe (ahora “mejorada” con la aportación de “Olivia-Bell”) investiga una serie de suicidios con la participación de una mujer aparentemente inmortal. Una premisa interesante, pero que se deja sin resolver tras un episodio que, de otra manera, sería estupendo. Tampoco es especialmente satisfactoria la introducción del Lincoln de nuestro Universo. Una oportunidad desperdiciada (lo siento, pero desde Expediente X estoy muy picajoso con lo de la falta de cierre de las tramas).

3×18. Bloodline (Línea de Sangre). En el Universo rojo, descubrimos que AltOlivia teme sufrir la enfermedad que mató a su hermana durante su fallido embarazo, cuando un misterioso grupo de científicos la secuestra. Charlie y un cada vez más enamorado Lincoln  unen esfuerzos con el taxista de “Olivia” para rescatarla. Los episodios de “aquel lado” parecen decididamente más oscuros y llenos de acción y sus personajes, cada vez más interesantes. Buen episodio, que marca un punto de inflexión para AltOlivia y puede considerarse el preludio de la Saga final…

3×19. Lysergic Acid Diethylamide (LSD). El tiempo se acaba y la División Fringe debe extraer la conciencia de Bell del cuerpo de Olivia. Se traza un arriesgado plan, en el que los Bishop y el propio Bell accederán al inconsciente de Olivia. Puede gustar más o menos, pero no cabe duda de que este es el episodio más arriesgado de la temporada, con su segunda mitad animada mediante rotoscopia (creo). En mi opinión, el resultado es muy bueno (aunque la premisa no resulte excesivamente original). Un episodio que hay que ver, sin duda. Lo peor, ver a Broyles convertido en secundario cómico.

I

El día que morimos

Y se acerca el fin de la temporada. La “Saga del regreso de William Bell” no resultó tan redonda como a muchos nos hubiera gustado, aunque no hay duda que volvió a levantar el interés por la serie, algo decaída en su parte intermedia. Por suerte, los guionistas aún se guardaban un as en la manga…

3×20. 6:02 AM EST. Walternativo desencadena el principio del fin, al conseguir poner en marcha el Dispositivo de su lado gracia al ADN de Peter. La realidad comienza a desfallecer en nuestro lado. Por suerte, AltOlivia toma la decisión de buscar nuevos caminos. Además: el regreso de Sam Weiss y la revelación de su conexión con la Primera Gente. Algo precipitado, pero muy interesante capítulo, que debe valorarse como el calentamiento para un final apoteósico (esperamos)…

3×21.The Last Sam Weiss (El último Sam Weiss). Todo se precipita: el Universo entero está en peligro y parece que Peter es el único que puede salvarlo, si consigue entrar en el Dispositivo. Y para eso hay que buscar una palanca, que resulta tener el mencionado Sam Weiss y cuya naturaleza es sorprendente… Finalmente (tras un episodio pletórico de acción), Peter logra entra en el Dispositivo y…

3×22.The Day We Died (El día que morimos). Estamos en 2026. La División Fringe está en lucha con la organización terrorista “El Fin de los Días”, quienes intentan precipitar el final de nuestro Universo atacando los “lugares blandos” causados por el Dispositivo y la destrucción del Universo alternativo. En este fin tienen la ayuda nada menos que de Walternativo, superviviente del desastre. Walter está en prisión por haber causado todo el asunto. Olivia es la jefa de la división y está casada con Peter. Ella (su sobrina) forma parte del departamento…

Es impresionante como los guionistas consiguen montar todo un mundo del futuro coherente en menos de media hora.de narración, con referencias al inicio de la serie y  nuevos personajes con su propia dinámica… Y como lo utilizan para dar cierre a una serie de cuestiones planteadas en episodios anteriores. En especial, el tema de la Primera Gente, cuya solución es a mi parecer muy buena (mejor un buen viaje en el tiempo que una oscura civilización antediluviana). Gran episodio, que pulveriza las dudas sobre la serie y nos deja con la inquietud de ver más, de regresar a estos Universos y estos personajes… Y ver cómo solucionan el “asunto” Peter, claro.

S

En resumen…

Muy buena temporada. La mejor de la serie, sin duda. Tiene altibajos, como es normal en un show de 22 episodios, pero casi cada episodio tiene algún hallazgo memorable. Además, buena parte se debe a que los guionistas dejaron muy arriba el listón con esa primera historia. Así que hay que verla. Yo, ahora, a por la cuarta…

Los glifos

Supongo que todo el mundo lo debe saber, pero yo me enteré a mitad de esta temporada: ¿sabéis esas inquietantes imágenes que aparecen en medio de los episodios? ¿La mariposa, la rana, la manzana…? Esas imágenes son cortinillas que, al emitir la serie en los EE.UU. dan paso a la publicidad (y finalizan los “Actos” en los que se divide el episodio). Pues bien… Resulta que en realidad ¡forman un alfabeto! El alfabeto tiene en cuenta tanto el símbolo como una pequeña luz amarilla que aparece:

El código Fringe
El código Fringe. Las interrogaciones indican letras que aún no han aparecido

Esto quiere decir que cada episodio deletrea una palabra. Por ejemplo, el último episodio de la temporada deletreaba “NO MORE”… Al parecer, el código no era público y fue descifrado por el muy norteamericano (pese al nombre) Julián Sánchez. En la Fringepedia tenéis todas las palabras que aparecen en la serie.

Como es natural, no me he podido resistir y  también he usado el código en esta entrada para poner…

Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

2 comentarios sobre “Fringe, tercera temporada: ciencia-ficción de la buena”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s