Uno de los dibujos de Daniel Mróz para la Ciberiada

Stanislaw Lem odiaba la ciencia-ficción

Sé que es duro, pero es cierto: el único autor europeo (no anglosajón, quiero decir) con una cierta relevancia en el género, odiaba la ciencia-ficción. El tener dicha revelación me llevó a un shock importante, ya que siempre me he sentido “sentimentalmente” unido al autor polaco y en especial a la Ciberiada, una de mis obras favoritas de la literatura en general y la ciencia-ficción en particular…

(Nota: la publico sin depurar por completo; intentaré retocar el post algo más adelante)

Uno de los dibujos de  Daniel Mróz para la Ciberiada
Uno de los dibujos de Daniel Mróz para la Ciberiada

Lem nació en 1921 en Lvov, ciudad que actualmente es ucraniana, aunque en su momento era polaca. Su padre era médico y lo normal era que su hijo siguiera sus pasos, aunque la cosa se complicó primero por el comunismo (por su origen burgués) y después por el nazismo (por su origen judío). Durante la ocupación nazi, trabajó como mecánico y participó en la resistencia, simultaneando ambas ocupaciones debido a su posteriormente confesada inutilidad para la soldadura.

Finalmente, Lem continuó sus estudios de medicina bajo el régimen soviético en Cracovia, ciudad a la que la familia fue obligada a emigrar forzosamente. Su desprecio al lysenkoismo imperante y la poco interesante perspectiva de convertirse en médico militar, hicieron que no terminara la carrera. Según confesó después, tuvo la suerte de conocer al Dr. Mieczysław Choynowski y asumir el puesto de asistente en el Seminario de Estudios Científicos por él fundado. Durante los años que desempeñó el cargo, Lem pudo acceder a literatura científica con una libertad poco habitual en la Polonia estalinista.

Por suerte para nosotros, comenzó a escribir poesías y relatos para obtener un complemento económico a su magro sueldo. En 1946 publicó un relato de ciencia-ficción serializado en una revista juvenil, titulado Hombre de Marte, sobre un capturado marciano (un “Areanthropos”) que es estudiado por un grupo de científicos norteamericanos. Lem la calificaba de “floja e ingenua” e intentó que no se re-editara en formato libro en los 90, sin éxito. Nunca se ha publicado en castellano. Aquí hay un fragmento en inglés (que igual termino traduciendo). Este desprecio hacia su obra juvenil y, en general, a la ciencia-ficción que él mismo produjera, se generalizaría en sus años postreros.

Para compensar, supongo, en 1948 comenzó a escribir su obra semibiográfica “El hospital de la transfiguración”. Como tuvo problemas con la férrea censura soviética, no vería la luz hasta 1955. Es la historia de un médico en un psiquiátrico durante la ocupación nazi de Polonia y trata muchos de los temas (incomunicación, un cierto sentido de la irrealidad) que aparecerá en su obra posterior. Hay una reciente traducción del polaco en la editorial Impedimenta.

Pero de algo hay que vivir y en 1951 se publicará la primera novela de Lem, que es de ciencia-ficción y lleva el muy cienciaficcionano título de “Astronautas”. Es una novela utópico-socialista (aunque las referencias al imperante comunismo fueron impuestas por el régimen), con referencias a Tunguska y una nave proveniente de Venus. Tuvo un gran éxito y según Lem “…no hace más que dejarme un mal sabor de boca”, aunque le convenció para dedicarse completamente a la literatura y le permitió casarse con su mujer, Bárbara, dos años después. Tampoco está en español.

La obra de Lem en cómodos paquetes

A partir de este momento, se inició una fructífera carrera que le llevará a ser traducido a más de 40 idiomas y a vender millones de ejemplares de su obra hasta el día de su muerte, el 27 de marzo de 2006. En el sitio oficial (mantenido por su hijo, Tomasz), hay una detallada autobiografía, con comentarios del propio Lem, donde se pone muy de manifiesto su escaso aprecio al género del que se había convertido en bandera.

Así pues, me gustaría cumplir  dos objetivos relativamente sencillos: conseguir un cierto orden en la obra de Lem (que no es fácil, ya que mi polaco es realmente restringido) y establecer la auténtica relación del autor con el género de la ciencia-ficción. Como no puedo dedicar todo el tiempo que me gustaría, publicaré un post para cada uno de ellos.

Como punto de partida para el primer objetivo, usaremos la bibliografía realizada por Mike Softa, que es exhaustiva y está en franco peligro de desaparecer de internet. Adaptando  a Mike a mi personal visión, vamos a dividir la obra de Lem en: fábulas, Ijon Tychy, Space Opera, Ciencia Ficción, Historias “estadísticas y paranoicas”, libros sobre libros no escritos, otra ficción y finalmente, ensayos, biografía y filosofía.

Fábulas

Bajo este nombre están, naturalmente, las historias de “Fábulas de robots” y “La Ciberiada”, para muchos, entre los que me cuento, la mejor obra de Lem. Como todo el mundo sabe, en estos libros se relatan principalmente las historias de los eximios constructores Trurl y Clapaucio, en un tiempo en que sangre y carne contituyen materia de leyendas.

Las historias editadas en español son las siguientes:

  • Los tres electroguerreros
  • Las orejas de uranio
  • De cómo Erg Autoexcitador venció a Paliducho
  • Los dos monstruos
  • La muerte blanca
  • De cómo Micromil y Cigaciano provocaron la fuga de las nebulosas
  • Leyenda de la calculadora que luchó contra el dragón
  • Los consejeros del rey Hidropsio
  • El amigo de Automateo
  • El rey Globaldo y los sabios
  • Leyenda del rey Murdano
  • El príncipe Ferriciano y la princesa Cristalia

(Comienzan las historias de Trurl y Claplaucio)

  • Cómo se salvó el mundo
  • La máquina de Trurl
  • La gran paliza
  • EXPEDICIÓN PRIMERA, o La trampa de Garganciano
  • EXPEDICIÓN PRIMERA A, o El electrobardo de Trurl
  • EXPEDICIÓN SEGUNDA, o La oferta del rey Cruelio
  • EXPEDICIÓN TERCERA, o Los dragones de la probabilidad
  • EXPEDICIÓN CUARTA, o de cómo Trurl se sirvió de un mujerotrón para liberar al príncipe pantárctico de las torturas del amor, y de cómo luego tuvo que usarse un lanzaniños
  • EXPEDICIÓN QUINTA, o Las travesuras del rey Balerión
  • EXPEDICIÓN QUINTA A, o La consulta de Trurl
  • EXPEDICIÓN SEXTA, o De cómo Trurl y Clapaucio crearon un demonio de segunda clase para vencer al pirata Morrón
  • EXPEDICIÓN SÉPTIMA, o De cómo su propia perfección puso a Trurl en un mal trance
  • CUENTOS de las tres máquinas fabulistas del rey Genialón
  • ALTRUICINA, o Una historia verdadera donde se cuenta de cómo el ermitaño Bonifacio quiso hacer feliz al Cosmos, y de cuáles fueron los resultados

Ijon Tychy

Los inquietantes, satíricos, en ocasiones divertidos y en ocasiones lóbregos y desesperazados viajes de Ijon Tychy por el Universo y el Tiempo:

  • Diarios de las estrellas, dividida habitualmente en dos volúmenes (“Viajes” y “Memorias”), esta obra condensa 30 años de trabajo de Lem, contándonos la vida y avatares de Tichy, una mezcla de Munchausen y Gulliver.
  • Congreso de futurología. Tichy  acude al VIII Congreso de Futurología, celebrado en Costa Rica, sacudida por la revolución. El agente termina en un mundo en el que dos futuros contradictorios se han cumplido… simultáneamente.
  • Regreso a Entia. ¿Sátira de la política de la guerra fría, intento de crear un modelo para una civilización futura? (En inglés: “Inspection at the Scene of the Crime”).
  • Paz en la Tierra. En un futuro cercano, las grandes potencias de la Tierra envían a la Luna todos sus arsenales y parafernalia armamentística, declarando la “paz en la Tierra”. Algún tiempo después, Tichy es enviado a indagar el destino de nuestro satélite. Al llegar, un peculiar ataque secciona el cuerpo calloso de su cerebro, generando dos personalidades y un viaje surrealista por un mundo regentado por máquinas belicistas.

Space Opera y Ciencia Ficción

  • Hombre de Marte
  • Astronautas
  • La Nube de Magallanes
  • Sezam (Sésamo); una serie de cuentos enlazados entre sí, que tratan de máquinas del tiempo que se usan para limpiar la historia de la Tierra a fin de ser aceptado en la sociedad intergaláctica.
  • Invasión de Aldebarán; otra colección de cuentos
  • Edén
  • Retorno de las estrellas
  • Solaris
  • El Invencible
  • Historias del Piloto Pirx
  • Fiasco

Historias “estadísticas”

  • La investigación, una novela de “misterio psicológico” con un final bastante fallido, a mi parecer, como si a Lem se le hubieran acabado las ideas… El principio, sin embargo, es realmente potente.
  • La voz de su amo, no la he leído, pero también podría considerarse una densa obra de ciencia-ficción)
  • La fiebre del heno
  • Memorias encontradas en una bañera. Es la misma paranoia encarnada. Lo leí muy joven y recuerdo la desazon que me causó la claustrofóbica historia que narra.

Sobre libros no escritos

  • Vacío perfecto
  • Magnitud Imaginaria (o Valor imaginario). La versión inglesa incluye Golem XIV,  un ensayo / cuento sobre la naturaleza de la inteligencia.  Una IA militar se despide de la humanidad antes de trascenderla.
  • Provocación
  • Biblioteca del Siglo XXI. En inglés se encuentra como One Human Minute

Otras ficciones

  • Hospital de la Transfiguración
  • Tiempo salvado
  • Golem XIV
  • La adivinanza
  • Lem Fantástico (¿?)

Ensayos, biografías, filosofía

  • Diálogos
  • Summa Technologiae
  • Fantasía y futurología. Dos vólumenes con artículos y críticas sobre ciencia-ficción. Parcialmente publicado en inglés como “Microworlds”.
  • En lo alto del castillo, autobiografía del periodo de entreguerras
  • Discusiones y bocetos
  • Sex Wars (¿?)

Bibliografía en orden cronológico

  • 1946. Hombre de Marte (Czlowiek z Marsa)
  • 1948. Hospital de la Transfiguración (Szpital przemienienia)
  • 1951 Astronautas (Astronauci)
  • 1955 La Nube de Magallanes (Oblok Magellana)
  • 1955 Tiempo Salvado (Czas nieutracony)
  • 1955 Sezam
  • 1957 Diarios de las Estrellas (Dzienniki gwiazdowe)
  • 1957 Dialogi (Diálogos)
  • 1959. Invasión de Aldebarán
  • 1959. La Investigación
  • 1959. Eden
  • 1961 Fábulas de robots
  • 1961 Retorno de las estrellas
  • 1961. Memorias encontradas en una bañera.
  • 1961. Solaris
  • 1964. El Invencible
  • 1964. Summa Technologiae
  • 1965. Ciberiada
  • 1968. La voz de su amo
  • 1970. Fantasía y futurología (Fantastyka i futurologia).
  • 1971. Congreso de futurología (Kongres futurologiczny)
  • 1971. Vacío perfecto
  • 1973. Historias del Piloto Pirx
  • 1973. Magnitud Imaginaria
  • 1974. Rozprawy i szkice (Discusiones y bocetos, más artículos)
  • 1975 La fiebre del heno (The Chain of Chance en inglés)
  • 1975 Wysoki zamek (En lo alto del castillo).
  • 1981. Golem XIV
  • 1982. Regreso a Entia (Wizja Lokalna)
  • 1986. Fiasco
  • 1986 Biblioteca del Siglo XXI (Biblioteka XXI wieku)
  • 1986. La adivinanza (Zagadka, 1996, Cuentos).
  • 1987 Paz en la Tierra (Pokoj na Ziemi)
  • 1996. Sex Wars
  • 2001 Lem Fantástico (Fantastyczny Lem, 2001, Cuentos?)

Enlaces de interés

Anuncios

Publicado por

Use Arias

Tecnófilo, cienciaficcionero, comicloco... Vas pillando la idea...

2 comentarios sobre “Stanislaw Lem odiaba la ciencia-ficción”

  1. Falta algo, el contexto en el que Stanislao Lem escribe, varias veces perseguido, para mi no tiene mas remedio que usar la Ciencia Ficción para hablar del gobierno.
    De los comunistas especialmente, la obra Solaris es exepcional, porque?; porque nos hace reflexionar sobre el encuentro de culturas EEUU-RUSIA, dos culturas distintas, como pudieran entenderse …ni aun con la mejor buena voluntad.
    Hombres distintos con pensamientos distintos, casi como extraterrestres, es de una satira inteligente y fresca.
    Donde podemos ver que por ejemplo el dice: si la gente reflexiona y ve que hace y tiene verguenza, cambia.
    Dice algo asi como: la verguenza salvara al mundo.
    Interesante.
    Si pudieras leer la novela pero desde el punto de vista guerra fria( que es el contexto donde escribe todas sus novelas-Solaris especialmente-es un analisis politico, y una futurologia que es muy cociente y genial de su parte.
    Gracias por compartir este comentario.
    Buena Vida!

  2. otra cosa este genero fue siempre usado por autores que tenían capacidades diferentes, médium, visionarios y algunos considerados herejes políticos.
    He leído siempre con avidez los mejores títulos de Ciencia Ficción porque son mas esclarecedores que los escritores embanderado en algún partido político

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s